Variedad:  Nebbiolo

 

Parussi es el primer Barolo elaborado con uvas cultivadas fuera de Serralunga d'Alba, en otra zona fantástica: Castiglione Falletto. Los procesos tradicionales de vinificación y crianza, que son los mismos que los utilizados para sus “hermanos Barolo” de Serralunga d'Alba, destacan la reconocida capacidad de la uva Nebbiolo para entregar Barolos con diferentes características fascinantes que reflejan hasta los más mínimos cambios en el microclima y tierra donde se cultivaron las uvas.

Aspecto granate profundo, etéreo y envolvente con notas intensas y persistentes de especias dulces, sándalo, tabaco y cuero.

Gran estructura. Tanino notable que se suaviza con el tiempo y lo convierte en un vino perfecto también para la crianza. Su final muy largo es típico de los Barolos de Castiglione Falletto.
 

Un gran vino piamontés nacido de una crianza de 6 años 42 meses en barricas de roble eslavo, luego 30 meses en botella.

Massolino Barolo Parussi DOCG 2016

71,00 €Precio
  • La historia de la bodega Massolino comenzó en 1896, año en que Giovanni fundó la empresa en Serralunga d'Alba. La primera bodega real, sin embargo, fue construida por Giuseppe, el hijo de Giovanni, quien junto con su hermana Angela extendió la propiedad anexando otras tierras y en 1934 fundó el Consorcio para la protección de Barolo y Barbaresco. Giovanni, Camilla y Renato, tres de los hijos de Giuseppe, llevan la compañía al punto de inflexión, gracias a la compra de cru que ahora son verdaderas leyendas entre los fanáticos: Vigna Rionda, Margheria y Parafada.

    Hoy la compañía está dirigida por los hermanos Franco y Roberto Massolino, asistidos por su tío Renato y Giovanni Angeli. Su trabajo condensa la experiencia de toda una generación y la ambición de aquellos que saben que tienen que dar crédito a una bodega histórica y un terroir único, el de Serralunga d'Alba.

    En este pintoresco pueblo medieval, ubicado en una de las espléndidas colinas de Langhe, en el corazón de la zona de producción de Barolo, la vida de la bodega Massolino cobra vida, es ahora un punto de referencia nacional esencial para la producción de vinos de la más alta calidad.